Inicio > Opinión > Reseña > Selección Picnic: 20 discos internacionales que nos dejó el 2020

Selección Picnic: 20 discos internacionales que nos dejó el 2020

19 . 01 . 2021, 3:45 pm

Maldito año nuevo y lo que me trajo. Seleccionamos nuestros trabajos internacionales favoritos del 2020.

Por

Finalmente terminó el 2020, quizás uno de los años más largos de la historia. Uno donde todo lo que conocíamos cambió, el año de la pandemia, del plebiscito, del Zoom, de estar más separados que nunca. Sin embargo una de las cosas que logró que todo se hiciera más ameno fue la música. Como todos los años nos reunimos como equipo y elegimos los discos que más nos ayudaron a resistir estos 365 días.

Reggueatón, rap, regresos inesperados y mucho pop. Te dejamos con la selección que incluye algunos de los trabajos que más disfrutamos. Haz click en la foto para reproducir los álbumes.

Clipping – Visions of Bodies Being Burned

Psicofonía es el nombre que se le da a un sonido registrado en una grabación que no presenta un origen conocido o consensuado. En muchos casos, la hipótesis apunta hacia un evento paranormal.

La pieza central del disco de horrorcore “Visions of Bodies Being Burned” del trío clipping.,’Pain Everyday’, -además de ser una de las mejores canciones de hip hop del año, una odisea en 7/4 que termina en una tormenta breakbeat- contiene grabaciones psicofónicas originales del artista experimental e investigador paranormal Michael Esposito.

El cuarto álbum de clipping. es una joya del hip hop de terror y de la música de vanguardia, pero sin alejarse de lo popular. Saxos siniestros, ruido blanco y beats sin percusión en un disco oscuro y fascinante. El soundtrack de tu próximo Halloween. (Por Vicente Reyes)

Lady Gaga – Chromatica

Se podría decir que fue el mejor o el peor año para que Lady Gaga liberara su 6to trabajo de estudio. Por un lado “Chromatica” y su esencia sirve para desconectarse he irse en un trance dance a otro planeta, donde la fiesta y los beats bailables nos ayudan a escapar de lo que ha significado estar en una pandemia sin precedentes. Por lo contrario, el Covid-19, frenó los planes de lo que sería un ambicioso lanzamiento, promoción y el correcto desarrollo del retorno a las raíces pop de la Neoyorkina. 

Este trabajo, es en concreto la vuelta al mundo del pop de Gaga desde el año 2013 (ARTPOP), después de Joanne y la aclamada era de A Star is Born que le concedió un Oscar. Lady Gaga vuelve en su apogeo como artista, con un sonido comercial, pero a su vez convirtiendo a “Chromatica” en su álbum más personal a la fecha.

La salud mental (911), la resiliencia (Rain On Me y 1000 doves), el trauma (Replay), la parte oscura de ser artista (Fun Tonight), la bondad (Stupid Love) y el feminismo (Free Woman), recorren al ritmo de bases fuertes y con influencias de los clubes de los 90’s, junto a tres colaboraciones estelares con Ariana Grande, Elthon John y BLACKPINK. 

Así, “Chromatica” se perfila como el álbum más aclamado de Lady Gaga y uno de los mejores de este año, el cual tienen mucho potencial todavía por entregar. (Por Fabián Alarcón)

21 Savage – Savage Mode II

Luego de casi dos años de silencio, el dúo de Atlanta compuesto por el rapero 21 Savage y el productor Metro Boomin, volvió a las pistas con la secuela de su aclamado álbum “Savage Mood” (2016). En esta segunda parte 21 y Boomin sacan a relucir lo mejor de sus barras y beats a lo largo de quince tracks que se sumergen en lo más oscuro del gangsta rap, bajo una narrativa cinematográfica envuelta de crimen y misterio. 

Canciones como ‘Runnin’, ‘My Dawg’ y ‘Glock In My Lap’ sirven como pequeñas fotografías de lo que se vive en un gueto norteamericano rodeado por el tráfico de drogas, las armas y la violencia. Imagenes crudas, pero certeras que 21 escupe como puñaladas sobre las sofisticadas bases de Boomin, que se da el lujo de samplear a Diana Ross (‘I Thought It Took a Little Time’) y a 50 Cent (‘Many Men’) en un mismo álbum. 

También cabe destacar la participación de grandes invitados de la talla de Drake, Young Thug y hasta el mismísimo Morgan Freeman, una leyenda viviente del cine que se encarga de hacer la apertura del disco con un discurso digno de los dioses. Como dice el tag en las canciones del productor: “Metro Boomin want some more nigga”. Y bueno, lo lograron. (Por José Frías)

Bad Bunny – Y.H.L.Q.M.D.L.G

Uno de los primeros álbumes que salió a la luz en el 2020. En su segunda placa discográfica Bad Bunny juega con todas las concepciones conocidas sobre el reggaetón, juntando elementos tradicionales del perreo old-school con los ritmos contemporáneos que él mismo ayudó a poner de moda.

“Y.H.L.Q.M.D.L.G” muestra a un Benito Martínez adueñado completamente de su sonido, con las ideas claras de cómo suena en su cabeza el futuro del género. Canciones cómo ‘Safaera’, ‘Yo perreo sola’ o ‘Hablamos mañana’ son ejemplos claros de esto.  Al mismo tiempo, tracks cómo ‘La santa’, ‘Una Vez’ o ‘Que Malo’ recuerdan a los tiempos más clásicos del ritmo puertorriqueño.

Con “Yo Hago…” Bad Bunny rompió todos los récords que se impuso y a base de buenas canciones se convirtió en uno de los latinos más importantes del Siglo XXI, nada mal para un segundo disco. (Por Francisco Trejo)

HAIM – Women in music pt. III

Con una producción excelente y llena de detalles que se van descubriendo en cada escuchada, las hermanas californianas demuestran que cuando el mundo alababa el debut de “Days Are Gone” ellas realmente eran una sólida promesa musical. 

El tercer álbum de Haim, es lo que dice el título, la tercera parte (tercer álbum) de mujeres en la  música. El álbum en sí mismo es una confesión de los pormenores con los que han tenido que lidiar las hermanas en los últimos años, desde la depresión de Danielle, la repentina muerte de la mejor amiga de Alana y hasta la detección de Diabetes tipo 1 en Este (que le ha repercutido en su carrera profesional). 

El álbum se estructura y desarrolla cargado de emoción, con un trabajo en cuanto a producción impecable donde la misma Danielle está involucrada. Canciones como ‘The Steps’ se pueden considerar de lo más brillante del año, ‘3 am’ y ‘I’ve Been Down’ canciones potentes y que causan mucha empatía. El álbum en sí mismo es una combinación de el sonido característico de las hermanas, lleno de guitarras y elementos rock, pero sin embargo tiene momentos inteligentes que permiten que sea un álbum amigable con el mainstream. 

El último trabajo de Haim es sin duda, de los tops del 2020, un álbum inteligente, cercano, orgánico y muy bien cuidado, razones por las cuales no es extraño que haya sido nominado como Álbum del Año en los Grammys próximos. (Por Fabián Alarcón)

Bestia Bebé – Gracias por nada

Cuarta entrega discográfica para unos indispensables del indie argentino y sudamericano, Bestia Bebé. Un LP que viene a consolidar un sonido que se fue puliendo año tras año, logrando pegajosos riffs de guitarras, letras coyunturales e hits rockeros para la posteridad. 

Así mismo afirmó la banda en entrevista con Picnic: “Las canciones de este disco están más centradas en la melodía de la voz y menos en los riffs de guitarra. Cualquiera puede agarrar una guitarra en un asado y tocar estas canciones. Las letras son más reflexivas, íntimas y personales”. 

“Gracias Por Nada” cuenta con colaboraciones de Santiago Motorizado (El Mató) y Mora Sánchez Viamonte (tecladista en 107 Faunos) en ‘¿Qué clase de ciudad es esta?’ y María Zamtlejfer (Tigre Ulli, ex bajista de Las Ligas Menores) en ‘Eucalipto’. Sin lugar a dudas, un álbum que nos ayudó a zafar de momentos difíciles en un extraño 2020. Gracias por todo, Bestia Bebé. (Por Manuel Soto)

Charli XCX – how i’m feeling now

Considerado por muchos cómo el primer álbum realizado 100% durante el periodo de cuarentena, el sexto álbum de Charli XCX viene nuevamente a romper esquemas. “how i’m feeling now” sirvió cómo proceso de curación para la intérprete británica.

Sus 11 tracks son un retrato sonoro de sus sentimientos más ocultos. Letras que van desde empezar a vivir con su pareja hasta el miedo de pasar tanto tiempo juntos en clave “mantén a tus enemigos cerca.” Charli abre parte de su alma en algunas de las canciones más personales que haya escrito, todo acompañado con la musicalización rupturista que acostumbra, que una vez más nos recuerda porqué la seguimos catalogando como el futuro del pop. (Por Francisco Trejo)

The Strokes- The New Abnormal

Si alguien me decía que los Strokes tendrían un segundo aire en su carrera probablemente no lo habría creído, pero en “The New Abnormal” vuelven a ser jóvenes con su disco más maduro a la fecha. Desde las letras de un Casablancas por fin adulto hasta la inclusión de sintetizadores, sirven para reforzar la ya característica complicidad entre los guitarristas Albert Hammond Jr. y Nick Valensi, sello del grupo.

La balada synth ‘At the Door’, el pinponeo de guitarras en ‘The Adults Are Talking’ o la entrada de la batería en ‘Ode to the Mets’, que Julian anuncia con la intimidad de dos amigos de toda la vida, son algunos de los puntos altos de un álbum que crece mucho con las escuchas y que entrará sin duda entre los grandes discos de una de las últimas bandas importantes de rock. (Por Vicente Reyes)

The Microphones – Microphones in 2020

Phil Elverum retoma el nombre The Microphones 17 años después y vuelve con otra obra maestra en que desparrama sus memorias; esta vez, las de más de 20 años de trayectoria y lo hace desafiando a la industria musical. 

Microphones in 2020 se niega a ser parte de tu playlist. Una pieza continua de 45 minutos sin cortes que se rehúsa a ser una escucha casual y que se resiste a ser diseccionada en pedazos a los que volver. Una obra que exige y merece atención y detenimiento, un viaje de 45 minutos para desconectarse y pasear por el lago Eerie y los bosques canadienses. O imaginar que lo hacemos.

En un mundo en que la música se ha normalizado como mercancía efímera, Microphones in 2020 resulta invaluable; una pausa en la vorágine de ansiedad de un año que pasó fugaz, pero que no olvidaremos nunca. (Por Vicente Reyes)

The Weeknd – After Hours

“After Hours”, el cuarto álbum del canadiense The Weeknd, es sin duda su trabajo más sólido y a la vez, el más oscuro. Con videos musicales y letras que ahondan en el consumo excesivo de sustancias, la promiscuidad y el auto desprecio, el artista logró construir un alter ego que refleja a la perfección el lado más sombrío de la industria musical.

A través de 15 canciones, Abel Tesfaye aka The Weeknd, nos demuestra que sabe perfectamente lo que hace. Con una impecable producción musical -de la cual estuvo a cargo principalmente él mismo- el artista logra construir un álbum que repasa sonidos característicos como los de su álbum “Starboy” (2016) y que apuesta por el uso de toques pop más bien ochenteros.

El hilo narrativo entre canciones y videos musicales consagran un trabajo que va más allá de lo musical. “After Hours” no solo destaca por su calidad musical, sino que también estética y audiovisual. Es un álbum que, a medida que más lo escuchas, mejor se pone, y que corona a The Weekend como una de las estrellas afrodescendientes más importantes de la escena actual del pop y R&B. (Por Constanza Palma)

Klo Pelgag – Notre-Dame-des-Sept-Douleurs

Hay veces que la portada de un álbum es tan adecuada que tiene la capacidad de representar el sonido del disco en una imagen de dos dimensiones. La música reducida a colores y efectos visuales. El tercer trabajo de la canadiense Klô Pelgag es uno de esos casos. Como una pintura barroca, “Notre-Dame-des-Sept-Douleurs” trata la intimidad de su creador con un sentido estético que llega a emocionar.

Un disco pop, pero con una cuota de dramatismo y teatralidad más allá de la performance. Desde la misteriosa pero excelente introducción, pasando por la experimental ‘Rémora’ o la dulce ‘Umami’ hasta las más enérgicas como ‘À l’ombre des cyprès’ o ‘Mélamine’, todas las canciones pasan por un filtro riquísimo en ornamentos y texturas.

Con influencias desde el EDM hasta la música clásica y una estética encantadora, Chloé Pelletier-Gagnon nos entrega uno de los mejores discos de pop del año en un idioma al que no estamos tan acostumbrados. (Por Vicente Reyes)

Louta – 2030

Con “2030” Louta hace su lanzamiento más audaz a la fecha. El artista argentino realiza una mezcla de todos los aspectos que lo caracterizan: letras surrealistas, ritmos electrónicos, una sensación incontrolable de ponerse a bailar.

Si a todo esto además sumamos al mix producción de nombres cómo Orodembow e inclusive la incorporación de pasajes sociales cómo en el track ‘Argentina’, tenemos un álbum recóndito. Una vez más Louta brilla por su originalidad, recordándonos al mismo tiempo que siempre puede ir un paso más allá en su sonido. (Por Francisco Trejo)

Yung BeefLágrimas

Yung Beef, el capo del trap en España no se detiene. Solo el 2020 estrenó cuatro discos nuevos, sin mencionar la enorme cantidad de singles y colaboraciones que soltó. Pero no fue hasta “Lágrimas” que dio su gran golpe, un breve álbum de siete canciones, con varios feats y hits que posee todos los puntos para convertirse en el nuevo favorito de sus fans. 

En este disco, Fernando dejó descansar al trap para darle espacio a otros ritmos más bailables ligados al mambo, al dancehall y al perreo, a cargo de la producción de Pipo Beats. Tal como dice su nombre, “Lágrimas” es un disco dedicado al desamor, a la traición y a los corazones rotos. En cada track resume las peripecias de volver a la soltería, a la soledad y a los sentimientos de frustración que esta genera: “Yo no confiaba en nadie, pero baby confié en ti y me hiciste sentir lil´ bitch”, canta desgarrado en ‘No Quisiste 2020’ o “El amor que me diste hace daño y ahora con otr@ me siento extraño”, dice el coro de ‘Más Vale Solo’.

Si Yung Beef ya tenía cierta cercanía con nuestro país —por su amistad con Pablo Chill-E—, en este disco se viene a afianzar aún más la relación ya que cuenta con la colaboración de otros exponentes de la música nacional como Polimá Westcoast en ‘Acéptalo’, Harry Nach en ‘A Poca Luz’, Julianno Sosa en ‘Si Mañana Me Muero’, entre otros. Cada cual con su nosequé en un disco sensiblero hecho exclusivamente para perrear y llorar. (Por José Frías)

Dua Lipa – Future Nostalgia

Tal como su título sugiere, el segundo álbum de estudio de Dua Lipa nos crea nostalgia de un periodo que no existía hasta el 2020. “Future Nostalgia” junta lo mejor del pop ochentero con lo más destacado de la música contemporánea. 

A base de ritmos bailables  y de letras pegajosas, Lipa crea una de las piezas más entretenidas del año. Un álbum adictivo, lleno de detalles que se pone mejor con cada escuchada. Canciones cómo ‘Levitating’, ‘Hallucinate’ o ‘Don’t Start Now’ son prueba de que la intérprete británica consiguió la fórmula para la canción pop perfecta.

“Future Nostalgia” fue el soundtrack de gran parte de la cuarentena, un periodo negro que se pasó bailando y que por lo menos recordaremos gracias a discos sólidos cómo este. (Por Francisco Trejo)

Nathy Peluso – Calambre

Nathy Peluso debutó con “Calambre”, su primer álbum de estudio lanzado el 2 de octubre. En este álbum, la argentina trae su usual vibra enérgica y empoderada para animar los últimos meses del año.

Con ritmos clásicos como salsa y baladas, mezclados con ritmos contemporáneos del hiphop, reggaetón y trap, Nathy Peluso demuestra su infinita versatilidad, siendo así uno de los discos más impredecibles del 2020, llevándola incluso a ser nominada a dos categorías de los Latin Grammys.

“Calambre” posiciona a Nathy Peluso como una de las artistas latinas más sólidas e influyentes de la actualidad. (Por Constanza Palma)

Rina Sawayama – Sawayama

El disco debut de la cantante británica – japonesa es un loop de nostalgia de los 2000. La mezcla de estilos es la esencia del álbum, logrando juntar las tendencias de la década cuando Britney Spears, Evanescence y Christina Aguilera lideraban la industria, pero que muchas veces no contaban con el beneplácito de la crítica especializada. 

Rina logra reivindicar estos estilos musicales realizando mezclas impensadas, inicios y guitarras más rockeras que recuerdan a Korn, para pasar a un pop en el coro que rememora a Gwen Stefani. Todo esto lo hace de forma muy consciente y apoyándose en sonidos futuristas. La introspección es la idea fuerza de toda la lírica del disco, una visión y radiografía de los problemas de la sociedad actual como las familias disfuncionales, la terapia y las malas amistades.

“Sawayama” es un viaje único de inicio a fin, que transporta a lo mejor de décadas pasadas, pero que no suena anticuado, ni tampoco como un intento de imitar. Rina logra armar un camino propio y una visión del pop única. (Por Yerko Flores)

Run The Jewels – RTJ4

Run The Jewels a estas alturas es sinónimo de calidad. El dúo de hip-hop compuesto por Killer Mike y El-P volvieron este 2020 con su cuarto trabajo de estudio, uno que coincidió perfectamente con el movimiento Black Lives Matters.

“RTJ4” retrata la discriminación y el abuso policial en EE.UU., al mismo tiempo que logra tocar temas políticos, todo en uno de los períodos más oscuros del país norteamericano. Sin embargo, no solo de letras increíbles vive el dúo, la musicalización (llena de samples y beats pegajosos) marca un punto y aparte en la historia del hip-hop, logrando unir raíces y experimentación en un género que parece saturado por un sonido común.

Temas como ‘Ooh La La’, ‘Holy Calamafuck’ o las colaboraciones ‘Out of Sight’ (con 2 Chainz) o ‘Ju$t’ (con Pharrel Williams y Zach de la Rocha) quedarán en la historia del género, y más importante aún, en la memoria colectiva de un país que hoy más que nunca necesitó de canciones para unir movimientos y sanar heridas. (Por Francisco Trejo)

Grimes – Miss Anthropocene

Inteligencia artificial, videojuegos, anime y una sociedad sobre saturada de información al borde de un apocalipsis. Así es como Grimes, a principios del 2020 (profético o no) nos puso frente a un espejo en una suerte de choque con la realidad. Este el concepto de su quinto álbum de estudio “Miss Anthropocene”, que llega luego de 6 años desde su última entrega “Art Angels.”

Harto pasó en estos últimos años que despertó un incipiente existencialismo en Claire que ya veíamos tímidamente en sus entregas anteriores, hablando desde las dinámicas de poder en una sociedad desigual con ‘We Appreciate Power’, pasando por referencias explicitas al suicidio como en ‘You´ll miss me when im not around’ y las experiencias cercanas con las drogas y la muerte en ‘Delete Forever’. Son algunas de las canciones donde la canadiense nos proporciona una dosis ambigua entre sentimentalismo, rabia y pop.

‘4ÆM’ es una de las primeras (y últimas) presentaciones en vivo que pudimos presenciar de este álbum, convenientemente en The Game Awards el 2019 en colaboración con el polémico videojuego Cyberpunk 2077. Esta performance, es el resumen de esta quinta entrega, influenciada inclusive por canciones de Bollywood, con ritmos atrapantes e influencias no occidentales.

Guitarras distorsionadas muy cercanas al shoegaze, baterías industriales – electrónicas y los reconocibles arreglos vocales de la canadiense, así es como Grimes nos muestra este atrevido, innovador y futurista disco que sin duda es transversal y atemporal. (Por Sofía Fraile)

Kali Uchis – Sin Miedo (del Amor y Otros Demonios)

Kali Uchis ya había logrado cautivar con su talento en “Isolation” (2018), sin embargo, su última producción “Sin Miedo (del Amor y Otros Demonios)”, que está casi completamente en español, logró terminar de encantar a su público, cerrando con broche de oro el 2020.

El álbum que hace un guiño a la novela de Gabriel García Márquez que lleva el mismo título, cuenta con colaboraciones que van desde el rapero PARTYNEXTDOOR hasta los exponentes de reggaeton Jhay Cortez y Jowell y Randy. Los singles ‘¡aquí yo mando!’ y ‘la luz’ adelantaban la idea de que el álbum vendría cargado al reggaetón, sin embargo, la impredecible Kali Uchis sorprendió con sonidos ligados al soul, jazz, R&B e incluso un bolero adaptado en ‘la luna enamorada’.

La sensualidad y pasión transmitida desde la primera canción logran llevarte por un viaje a través de un disco sutil, con sonidos que no buscan ostentar, pero que aun así logran ser potentes. (Por Constanza Palma)

Jessie Ware – What’s Your Pleasure Pleausure?

Si Dua Lipa creó un álbum bailable con canciones dignas de estadios y festivales, su compatriota Jessie Ware hizo algo similar pero con un resultado un poco más íntimo. “What’s Your Pleasure?” es un disco para el club, uno para bailar en la Blondie a eso de las 2 de la mañana.

El cuarto álbum de estudio de la cantante combina disco y pop, estilos que le quedan de maravilla a Ware. En un álbum donde todas las canciones se roban el show, tracks como ‘Spotlight’, ‘Ooh Lala’ ‘Step Into My Life’ sacan a relucir la habilidad para hacer hits de música.

Uno de los trabajos más destacados del año que en un principio nos puso a mover la patita para terminar dejándonos bailando solxs en nuestras piezas. Y que también nos creó muchas ganas de que todo vuelva a la normalidad para al fin poder ir a vacilar a “What’s Your Pleasure?’ como corresponde. (Por Francisco Trejo)

Te puede interesar

Etiquetas

Lo último